mar
11
2014

Agustina Rodriguez

Agustina-Rodriguez

Alvina se inspira en el vínculo que existe entre la arquitectura y el diseño de moda, un paralelismo entre lo permanente y lo efímero, que se muestra como una mezcla y contraposición entre lo estable, sólido, rígido, y lo pasajero, fugaz y mutable.

Propone además el cielo y el mar como inspiración estética de donde obtenemos una paleta de colores pasteles que aportan delicadeza y feminidad, combinandolos con colores más fuertes y vibrantes como el negro y el amarillo limón como acento.

Distintos estampados y texturas, hacen una colección otoño-invierno versátil, distintiva y reconocible, dirigida a una mujer contemporánea delicada, espontánea y fuerte, que va por la vida con actitud positiva e independiente que le permite conocer, aprender y avanzar.

Es una mujer autentica, honesta consigo misma, que se muestra tal cual es con suma comodidad.

Ella se destaca y domina, adaptandose a distintos entornos con un estilo propio y total naturalidad.


Dejanos tus comentarios